PASO DE LA VIRGEN

CRONOLOGIA PASO DE MARÍA SANTÍSIMA DE LOS DOLORES

Como ya sabemos la Santísima Virgen viene siendo nombrada desde 1726, era la titular de la Orden Servita de Montellano, que por su decaimiento en el siglo XX se decide fusionar la Hermandad con la de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, al que acompaña desde el año 1950, aunque no se fusiona hasta el 1969, por lo tanto, esta Imagen, habrá tenido varios pasos y enseres, desde la fecha hasta hoy, hay datos que confirman enseres, bordados, pinturas…   todo o casi todo desaparecido en los sucesos del 1936, por lo tanto hay pocos datos inventariados que puedan confirmar la existencia de pasos.

Empezamos con el primero que la documentación estudiada nos deja ver;

Sin fecha concreta pero antes del 1936 y con la Imagen de la Santísima Virgen de los Dolores original, nos muestra este paso, de solo 6 varales, con candelabros de brazos, palio pobre y con flecos en las bambalina.

La Hermandad posee algunos enseres que sobrevivieron en los sucesos del treinta y seis que pertenecen a la Santísima Virgen.

El segundo paso que aparece en la historia de la hermandad es un paso llevado a hombros de 6 varales, la foto data por el año 1940, lo portaban seis hombres, tiene un palio de terciopelo negro, bordado en hilos de oro y seda amarilla (primer palio para Virgen bordado), exornados con flores silvestres y de los patios de las devotas, con candelabros desiguales, sin tener una candelería completa, jarras de plata, y un manto bordado de gran valor, antiguo, (este manto, sobrevive a los sucesos del 36, por lo que se piensa que en 1940 ya el manto era bastante antiguo, su autora, Doña Laura, hoy en día se conservan las vistas del manto bordado).

En esta foto la Santísima Virgen es la actual, la imagen que se ve en la fotografía es la Virgen que se encarga a los Talleres de Vélez Bracho, para sustituir a la antigua de esta Hermandad, antes de su restauración, por Cosano Cejas.

Como dato curioso, este palio se encuentra en la localidad vecina de Puerto Serrano.

El tercer paso que conocemos de Nuestra Señora se aproxima  al año 1952, ya Nuestra Señora acompañaba a Nuestro Padre Jesús del Gran Poder en su desfile procesional.

Es un palio llevado al “estilo sevillano”, de grandes dimensiones en comparación con las parihuelas anteriores, con sus respiraderos rectos de orfebrería, jarras también cinceladas, candelería ya más o menos similar con unas 50 piezas, dos candelabros de cola guardabrisas con 6 luces cada uno, juego de 12 varales muy simples con el basamento cuadrado y cincelado, un palio de terciopelo negro con flecos y borlas doradas, todo en propiedad comprado de segunda mano. La parihuela se hizo en Sevilla por D. Carlos Alba. Exornada con flores ya venidas de la capital, claveles blancos. (Se compraban en el centro de Sevilla, en un “puestecillo, que tenía carrillos de madera muy viejas en su puerta, siempre llenos de flores”). En el pasillo de la candelería, lucia la Reliquia de la Virgen del Pilar.

Años más tarde, concretamente en 1984,  se sigue con el mismo paso y  enseres, pero se renuevan los varales, cincelados con basamento redondo también cincelados con cabezas de ángeles, son comprados por la hermandad, diseño de Luis Jiménez y confeccionado por José Brihuega, estos,  los actuales.

En el año 1987, sale la Santísima Virgen en un nuevo paso, nueva parihuela, nueva orfebrería y nuevo palio.

Se estrena un juego de 8 jarras pequeñas para la delantera del paso, a juego con 4 jarras medianas y otras 4 grandes, para los laterales. En metal cincelado y bañadas en plata.

4 respiraderos con el escudo de la Hermandad, y imágenes cinceladas de apóstoles, en metal cincelado y bañados en plata.

Una candelería de 80 piezas, cincelados en metal y bañados en plata.

Juego de candelabros de cola, guardabrisas, de 11 luces cada uno. En metal cincelados y bañados en plata, con tulipas de cristal y coronas en metal cincelado y bañado en plata.

Toda la orfebrería viene de las mismas manos que los varales, diseño de Luis Jiménez y realizado por José Brihuega.

Toda esta orfebrería es la que posee actualmente la Hermandad.

Palio de terciopelo en negro, bordado en hilo y sedas doradas, comprado de segunda mano, con flecos y borlas, dorados, y corbatas en las esquinas también de terciopelo negro.

En 1995 amanece en cuaresma el paso tal cual se define en la página anterior, pero la Señora se ha sometido a un proceso de restauración, realizada por el Imaginero y Restaurador D. José Manuel Cosano Cejas.

En 1999-2003, la hermandad  encarga a D. Manuel Solano, vecino de la localidad de Morón de la Frontera, la confección de un nuevo palio en terciopelo rojo, con bordados en oro, unas borlas bastantes pesadas y de buena calidad, en la Gloria del palio predomina una custodia bordada, con detalles sacramentales, mientras que el resto del palio (techo y bambalinas por su exterior e interior), predominan los detalles herbáceos y sacramentales, en la bambalina frontal bajo la corona de la realeza se encuentra el escudo de la hermandad, mientras que en la bambalina trasera predomina la heráldica del Ave María.