NUESTRO PADRE JESÚS DEL GRAN PODER

Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, devoción de montellaneros y montellaneras desde 1938, año en el que llega Montellano a la parroquia del Señor San José.

Talla realizada por Antonio Illanes en el mismo año, está talla costeada por D. Joaquín Carmona y Pérez de Vera  para sustituir el antiguo Nazareno que existía en la parroquia y fue desaparecido en el año 1936 junto con las demás imágenes existentes.

Este, de Antonio Illanes, tercer Nazareno con la cruz a cuestas que habita en la parroquia de la villa de Montellano, la del Señor San José.

Imagen de Jesús cargando con la cruz, de talla completa que viste túnica morada.

Tercer Nazareno que realiza el imaginero Antonio Illanes. Imagen neobarroca en tiempo de post guerra, cabello a grandes mechones a falta de detalles, rostro duro, corona de espinas gruesa en la misma talla que la cabeza y mirada hacia abajo. Da una zancada amplia con la pierna derecha y mide 1.70 m.

La imagen se venera en una de las capillas de la parroquia del Señor San José concretamente a la opuesta de la Capilla del Sagrario. En una hornacina tapizada de damasco rojo restaurada por dos veces, la última en 2018. Retablo que se realizó también en 1938 en los talleres de Vélez Bracho. En los retablos se encuentran sobre cuatro ménsulas, los cuatro Evangelistas, talla de José Manuel Cosano Cejas.

Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, ha sido Restaurado por tres veces, la primer en 1987, por D. Elías García Rodríguez (Elías Garó), oriundo de Montellano y muy devoto de la Imagen. La segunda vez por D. Enrique Gutiérrez Carrasquilla, en el año 2001 y por última vez, por el mismo que la segunda, D. Enrique Gutiérrez Carrasquilla, en el año 2018.

Posee siete túnicas moradas, de terciopelo y lana de merino, una bordada en oro sobre terciopelo morado y una blanca también de lana de merino. Así como varios cíngulos en hilos de oro.

La devoción de un pueblo que ha continuado con el actual, el que gubiase el escultor e imaginero D. Antonio Illanes, desde 1769, con el primer Nazareno que existía en la  Parroquia, denominándolo Nuestro padre Jesús Nazareno con la Cruz a cuestas.