MARÍA SANTÍSIMA DE LOS DOLORES

En Montellano, el día 14 de Octubre de 1726, son aprobadas las Reglas de la Orden Siervos de María, filial de la de San Marcos de Sevilla, en la Parroquia del Señor San José.

Veneraban a una imagen de la Virgen María, bajo la advocación de Nuestra Señora de los Dolores, una Hermandad regida por Mujeres hasta el último momento, aunque también pertenecían hombres a esta.

Primera Hermandad Mariana que nace en la Villa de Montellano, con gran devoción y veneración, que ha seguido el camino hasta nuestros días.

En 1936, al igual que la imagen del Señor del Gran Poder, desaparece la talla de la Santísima Virgen y es encargada por la entonces Hermana Mayor de la Corporación una Imagen Dolorosa, y un altar para ella en la Parroquia. Estos trabajos realizados en los Talleres de Vélez-Bracho.

La Hermandad de Ntra. Señora de los Dolores pierde la mayoría de pertenencias y enseres al igual que la talla de San Juan Evangelista y María Magdalena que se encontraban a los lados de la Virgen, así como un óleo de Santa Lucía, una urna de cristal con el Santo Cristo Yacente, dos reclinatorios y un arca con ropajes y cera, todo esto estaba ubicado en la Capilla de Ntra. Señora de los Dolores, estando esta en el actual despacho del Párroco.

La nueva Imagen de María Santísima de los Dolores, llena de alegría a la comunidad parroquial y hermanas/os de la Cofradía, cual inmediatamente recibe culto continuando con su septenario y procesión anual, además del rezo de la Corona Dolorosa cada viernes.

En los años 40-49 la Hermandad de Ntra. Señora de los Dolores está en decadencia y comienza en 1949 a realizar Estación de Penitencia acompañando a Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, tal es el acogimiento y belleza de los pasos de ambos Titulares durante su desfile procesional que la Hdad de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder, pide los derechos de la Imagen de Ntra. Señora de los Dolores para incorporarla a la Hermandad.

Las Hermanas de Ntra. Señora aceptan con gratitud tal petición y dan poderes a los miembros de la Hermandad del Gran Poder para hacer y deshacer lo que fuese necesario e incorporarla a dicha corporación, por lo tanto en 1954 comienzan los trámites al Palacio Arzobispal de Sevilla, por mediación del Director Espiritual, con el único objetivo de fusionar ambas Hermandades.

Tras un largo Periodo de Tiempo, siendo 1971, llega la aprobación de la fusión de ambas Hermandades, quedando incorporada la Imagen de María Santísima de los Dolores en la Cofradía y pasando a denominarse “Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima de los Dolores”.

Se lleva a cabo una restauración a la Imagen de Ntra. Señora en 1994, por D. José Manuel Cosano Cejas, en la que la Imagen llega a la Localidad muy cambiada, ese mismo año estrenó traje de Hebrea.

Hasta hoy la devoción Mariana Dolorosa sigue viva en nuestra Parroquia del Señor San José, camino del tercer centenario y agrandándose cada vez más.

La imagen, tras unas obras en la Parroquia pasa al escalón de mármol del Altar del Gran Poder, y posteriormente pasó justo al altar que existe en la misma Capilla del Señor, donde se encontraba la Piedad, está se pasó al Coro de la Parroquia y hoy la preside Ntra. Señora.

Una Historia que sigue su camino, el reconocimiento a un grupo de mujeres que en tiempos difíciles llevaron a cabo la buena gestión de una Hermandad en la que la Caridad para el pueblo de Montellano era su principio básico.