HERMANDAD SACRAMENTAL DE MONTELLANO

La Hermandad del Gran Poder ostenta con verdadero orgullo su primer título, el de  Sacramental, pues su adoración y culto no arranca en 1999, cuando D. Antonio Ceballos Capote, párroco de Montellano hasta 2012, propone a la Hdad. Del Gran Poder la fusión con la Hdad. Sacramental, la que es aprobada por Palacio el día 27 de abril del mismo año y la Hdad. Pasa a llamarse; “HERMANDAD DEL SANTÍSIMO SACRAMENTO Y COFRADIA DE NAZARENOS DE NUESTRO PADRE JESÚS DEL GRAN PODER, MARÍA SANTÍSIMA DE LOS DOLORES Y BEATO ANTONIO MARTÍNEZ GIL”, sino desde que la Hermandad comienza sus primeros pasos en 1948, por el  hecho de que varios miembros de la primera comitiva pertenecían a esta Hermandad Sacramental existente en la Parroquia del Señor San José, de ahí la vinculación entre las dos Hermandades.

En los documentos de fusión, se dice que la parroquia no pierde el derecho de organizar, de hacer y deshacer los actos y misas Sacramentales y que los enseres seguirán siendo propiedad de la parroquia, también se debe decir que la Hermandad, ya Sacramental la del Gran Poder, en cuanto se finalizó la fusión, restauraron varios enseres, varales del palio de mano, Custodia… cuyos gastos fueron por cuenta de dicha Hermandad. La Hermandad tiene el derecho de ayudar en todo momento a la organización y participación de los Cultos y procesión con el Corpus Christi, siempre bajo las direcciones del Párroco de la del Señor San José.

La primera mención que se hace de la Hermandad Sacramental en la historia de la Villa de Montellano se remonta en el año 1709 (quiere decir que esta hermandad es la más antigua de la Villa de Montellano, por lo tanto adquiere la antigüedad dicha Hermandad del Gran Poder). Esta información se sabe por los informes del visitador del Arzobispado de Sevilla.

Se desconoce el año de fundación, pero se puede aventurar que fuera fundada en el año 1690, cuando se constituyó en parroquia la ermita levantada por los vecinos en 1679 y se le concedió por primera vez un cura a la puebla de Montellano.